domingo, enero 13, 2008

Tiempo de Reflexión

Ahora estás lejos... y esa fue mi decisión.

Para mi estos primeros días del año han sido de mucha introspección; un tiempo para encontrarme conmigo mismo y preguntarme muchas cosas.

Estoy seguro que también ha sido así para ti.

Pronto regresarás y todo volverá a la normalidad, pero eso es precisamente lo que no quiero.

No quiero caer atrapado nuevamente por la rutina.
No quiero seguir viviendo como si no pasara nada.
No quiero ser un espectador que simplemente ve pasar la vida.


Siempre me ha seducido esta playa escondida, colmada de verde, azul y mar que hemos visitado juntos tantas veces.

Ese sitio donde siempre he recargado mis energías antes de iniciar un nuevo año.

Fue aquí donde yo viví mi primera luna de miel y nació el amor en un atardecer cuando la espuma de las olas reflejaba la luz del sol con un brillo de plata.

Me gusta sentarme en la arena justo antes del crepúsculo para ver el mar... en ese momento y lugar solamente quiero estar contigo.

En alguna época de mi vida todo fue muy simple,
porque yo era romántico, iluso y muy inocente.




Este pequeño rincón es mi definición perfecta del paraíso: una cómoda hamaca acompañada de un buen libro, la brisa fresca en la piel y el sonido del mar en la distancia.

Pero esta vez no quise acompañarte, necesito estar solo.

Siento que el tiempo se me está acabando, me pesan demasiado mis años vacíos.... es ahora o nunca.

Quiero que regrese el brillo de tu sonrisa, despertar nuevamente nuestro fuego, volver una vez mas a nuestras antiguas fechorías juntos.

No es que no te quiera.... TE AMO, te adoro, quiero vivir mi vida a tu lado y esa decisión la tomé hace ya mucho tiempo.

Sin embargo hay algo que falta, no me siento completo porque en mi vida ya no hay aventura, sorpresa, ni novedad.

Es muy difícil expresar lo que siento, y lo escribo aquí porque no encuentro una mejor manera de decirlo sin ser interrumpido, malinterpretado o condenado.

Tu has sido afortunado.... has vivido cada etapa de la vida plenamente, reconociste muy rápido tus verdaderos gustos y no perdiste un solo instante.

Ese no ha sido mi caso y tu lo sabes, yo tengo espacios de mi pasado que fueron huecos, mi piel esperó mucho tiempo antes de ser tocada por primera vez, yo viví un largo período en el limbo de mis culpas porque no entendía y mucho menos aceptaba lo que sentía.

Mi vida empezó realmente cuando te conocí.



Hoy siento que las nubes se ciernen en el horizonte, ésas que tu ves de tiempo atrás y que finalmente me alcanzaron.

No quiero resguardarme de la tormenta, quiero salir a navegar....el viento sopla y quiero dejarme llevar por el.

El riesgo de salir del puerto no tiene nada que ver con lo fuerte que sea el temporal; es realmente el temor de no poder regresar o encontrar el muelle ocupado cuando se encuentra la ruta de retorno.

Porque no me acompañas y desafiamos juntos la tormenta?

Quien sabe si en la inmensidad del océano descubrimos nuevamente nuestras caricias olvidadas, es posible que en alguna parte esté escondida nuestra antigua alegría; esa chispa en tus ojos de la que yo me enamoré y que hoy me hace tanta falta.

La marea se acerca y el viento me llama.... quiero partir contigo esta vez, no quiero dejarte en el puerto nuevamente.

Tengo miedo de partir porque no sé si quiera volver.


No me dejes solo.






Pié de página: Lo que está escrito aquí es algo que he querido decir desde hace semanas y no había encontrado las palabras adecuadas para expresar lo que siento.

Quiero dar crédito a mi muy admirado parcero Elías, que me inspiró con su alegoría de navegantes en un magistral post llamado Conquistador de Tormentas.


De su atento y seguro servidor.
De su atento y seguro admirador.

El Monchis


4 comentarios:

Akira dijo...

Solo puedo decir que, me acompaño el llanto tan pronto empece a comprender la profundidad de esto que has escrito.

EL JOKER dijo...

No se, se me ocurre una pregunta, yo, que soy tan bueno para meter mis dedo en llagas ardientes....

Tu sabes lo que buscas de él... comprendes lo que a él le pueda hacer falta del "Monchis de antes"?

Magistral, bello y estructurado post, junto a Milo, la blogaysfera paisa parece tomar la forma que hace rato no se le ve, esta vez con tus publicaciones.

"Buen viento y buena mar"... y no olvides SIEMPRE ser honesto.

Elías dijo...

Una vez más mi querido amigo, gracias por tus referencias y, además de que mis letras te inspiren, sabés que por estos lares se te aprecia y entiendo perfectamente por lo que pasas...a veces es bueno hacer catarsis y decir lo que se siente y lo que se piensa antes que sea muy tarde para un lado o para el otro... sea este el momento para enviarte un abrazo y mis mejores deseos para que emprendan la aventura...juntos... SASS

Vetado para el amor dijo...

HOLA... TAREA NUMERO TRES... SIN PALABRAS...