martes, septiembre 22, 2009

De Paseo por Medellín No. 2: Septiembre-2009

Este año se está pasado bastante rápido casi sin darme cuenta!

Desde la salida de mi asistente por recorte de personal la he tenido dura en la oficina soportando con paciencia toda la carga operativa; sin embargo con algo de suerte, organización y mucho trabajo he logrado mantener los procesos fluyendo y hasta me ha correspondido liderar la implementación de dos nuevos proyectos.

Poco a poco se han equilibrado las cargas a nivel laboral y se han restablecido actividades de mi vida personal que fueron temporalmente relegadas tales como la publicaciones frecuentes en mi Blog y los paseos de re-descubrimiento de la ciudad donde vivo y que de manera tan entusiasta comencé en febrero.

Hace 15 días me fui nuevamente de aventura y bajo un sol primaveral esplendoroso me dediqué a disfrutar sin prisa de algunos rincones que de tanto verlos ya se nos hacen invisibles.

Toda ciudad tiene sus lugares emblemáticos: aquellos que siempre salen en las fotos y le muestran a los visitantes; hay otros un tanto mas discretos que deben buscarse con detenimiento y finalmente algunos que solo son conocidos por algunos iniciados, generalmente pasan inadvertidos durante el día y se revelan únicamente al amparo de la noche.... Esa es una parte de Medellín que también quiero conocer, descubrir y compartir.

En este post vamos con el principio visitando lo tradicional, emblemático y céntrico en los símbolos del poder, el progreso y La Raza.


Ver Paseo de Septiembre en un mapa más grande


Plaza Mayor: Aunque de "Mayor" solo tiene el nombre, es una plazoleta alrededor de la cual se encuentra el Teatro Metropolitano, El Palacio de Exposiciones donde se realizan las Ferias de Colombiatex y Colombiamoda, que han contribuido a identificar esta ciudad como la mejor pasarela de tendencias en el país; también de reciente construcción esta el El "Cubo de Madera" un centro de convecciones habilitado para albergar eventos de toda índole y hasta hace poco también la Comunidad Gay hacía presencia en la plaza con el bar "Studio54", que durante dos años fue punto de encuentro y paso obligado para muchos paisas de 25 años para arriba.

Edificio Inteligente EPM: Es la sede principal de la Empresas Públicas de Medellín, el apelativo de "Inteligente" fue todo un suceso en la época de su construcción cuando el concepto era poco conocido en Colombia. Hoy varios años después aún sigue siendo un símbolo importante de la ciudad por su diseño vanguardista y la tecnología involucrada en los sistemas de seguridad, comunicaciones y servicios complementarios.

Parque de los Pies Descalzos: Muchos gobernantes sueñan con escribir su nombre en piedra legando construcciones que recuerden su presencia; sin embargo una ciudad no es solamente una sucesión de edificios, es también la gente y la forma como se apropian del espacio vital. En ese sentido este Parque contribuyó en gran medida a que una zona antes deprimida y solitaria fuera poblada por niños, parejas de amantes y transeúntes que se deleitan tomando un café, disfrutando la frescura de las fuentes o las áreas con arena para caminar tal y como su nombre lo indica con los pies descalzos... Toda una invitación al descanso y la lúdica.

La Alpujarra: Es el centro administrativo desde donde despachan la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia, son dos edificios idénticos que bordean una plazoleta con el monumento a La Raza del maestro Rodrigo Arenas Betancur (uno de los principales exponentes de la escultura colombiana). Nunca había recorrido este lugar en un fin de semana; verla solitaria y silenciosa da una mejor idea de su imponencia.

Estación del Ferrocarril de Antioquia: Quienes afirman que Colombia es un país que pasó de la mula al avión, desconocen un capítulo trascendental en nuestro desarrollo que fueron los Ferrocarriles; desde las minas de Carbón de Amagá hasta Puerto Berrío sobre el Río Magdalena, las locomotoras impulsaron una generación completa de comerciantes que fueron los precursores de la Industrialización Antioqueña.

Parque Cementerio de San Lorenzo: Yo hasta hace muy poco ni sabía que existía; actualmente se encuentra en proceso de renovación para transformarlo en un parque desde donde se aprecia una soberbia vista de la ciudad; el abandono al que estuvo sometido durante muchos años cuando era frecuentado casi exclusivamente por habitantes de la calle, drogadictos y delincuentes de toda pelambre es aun patente en sus derruidos nichos. En este lugar me fue imposible no reflexionar sobre la frivolidad en la que a veces desarrollamos nuestra vida, la banalidad de los problemas cotidianos frente a lo verdaderamente importante y especialmente la irracionalidad de la violencia que ha reclamado en Medellín muchas vidas antes de tiempo.

Me divertí bastante preparando este post y jugando con las herramientas que tiene disponible el todopoderoso Google.

Una selección de las fotos del periplo se pueden ver dando clic a la foto de mas abajo:










Paseo Medellín Septiembre de 2009










domingo, septiembre 13, 2009

EL Nuevo Mileno y la Cultura Web 2.0 (Gay)


Con este post concluye la serie de relatos que recogen los recuerdos del autor desde los lejanos días en que inició su vida pública.

Si en los años 70 el asunto se reducía a pasar el fin de semana en una finca en los alrededores de la ciudad, los 80 a volarse a escondidas para alguna tabernita de mala muerte y los 90 se identifican con el surgimiento de la simbología Gay... Es la primera década del nuevo mileno cuando es posible percibir un cambio verdaderamente significativo en la manera como las nuevas generaciones asumen sus preferencias sexuales.

Hubo un tiempo cuando salir del clóset significaba literalmente lanzarse a la jauría de lobos, hoy en día gracias a los incontables recursos de la red, los jóvenes comienzan sus indagaciones y experimentación desde el anonimato y la seguridad de sus casas mucho antes de que alguien les toque siquiera un pelo... Ellos se conocen en las salas de chat, hacen groserías usando una cámara web, intercambian chismes en las redes sociales y uno que otro ocioso pretendiendo ser literato pierde su tiempo posteando en un blog.


***************


A partir del año 98 Colombia quedó sumida en una profunda recesión económica con el colapso de los créditos inmobiliarios que posteriormente se extendió a las demás actividades productivas de manera muy similar (guardando las justas proporciones) a la actual coyuntura de nuestro vecino del norte.

Yo por mi parte andaba con deudas hasta el cuello debido a la reciente aventura de vivir independiente y para completar el panorama perdí mi empleo en uno de los frecuentes recortes de personal de los tiempos de crisis. Afortunadamente logré engancharme rápidamente (aunque no en las mismas condiciones) y fue así como dejé atrás la industria metalmecánica y pasé al gremio de las Artes Gráficas (pero eso es otra historia)

Debido a mis limitacione$ en aquellos días y también a que por algún tiempo en este pueblo no hubo ninguna novedad realmente interesante, el paso al nuevo milenio me fue transformando en un adulto responsable, trabajador y casero... Por fortuna logré enmendar el camino a tiempo, pero acepto que estuve a muy cerca de convertirme en un hombre decente.

Como no hay mal que dure cien años ni encierro que lo resista, me llegaron los rumores de que algo interesante se estaba gestando al sur del Valle de Aburrá en el municipio de Itagüí, que fue por aquella época el centro de todas las actividades en los inolvidables Feathers (el de la sede original) y Sanctuary.


***************


No creo que sea de gran utilidad postear sobre los sitios recomendados para la rumba en la época actual en Medellín; ya para eso hay multitud de guías que se encuentran fácilmente en la red; simplemente comentaré que los gustos han ido evolucionando y hoy prevalece la rumba electrónica entre los mas jóvenes. No negaré que este género me agrada, pero no soy de los que disfruta pasar toda una noche al ritmo del mismo golpeteo... Lo mío es el crossover con algo de música americana, condimentado con los ritmos tropicales para bailar y porqué no alguna ranchera o balada de plancha para cantar a voz en cuello y con voz destemplada.

Toda esta perorata repartida en cuatro entregas tendrá seguramente un epílogo dentro algunos años porque aún tengo mucha vitalidad para ser testigo de lo que traerá el futuro; me gusta recordar lo vivido porque me ayuda a entender el camino recorrido, pero no me aferro al pasado con nostalgia... Siempre pienso que lo mejor aún está por llegar.


***************


Hubo un tiempo en que las actividades entre hombres se limitaban al sexo casual en condiciones muy discretas; en ese común denominador no se andaba con muchos remilgos, el espectro de lo considerado apetecible era mas amplio y las implicaciones a posteriori... mínimas.

Hoy en día cuando se ventilan abiertamente nuestros derechos y las conquistas empiezan a ser efectivas, ahora que nadie se escandaliza por tener gustos por los de su mismo sexo y la estética metrosexual ha poblado esta ciudad de belleza masculina a niveles inverosímiles; presencio con perplejidad el surgimiento de una creciente camada de muchachitos ilusos que solo andan interesados en "una relación seria", que reniegan de sus deseos y mantienen reservados su encantos esperando entregarlos solamente a "su verdadero amor", que se complican innecesariamente la vida en relaciones donde los celos obsesivos están a la orden del día y que andan convencidísimos que un hombre hermoso, galante y muy bien dotado está aguardando por ellos en alguna parte.

Resulta ser una gran paradoja que mientras las mujeres lograron dejar atrás el estereotipo de la Matrona Paisa fecunda, devota y sumisa; que tienen iguales oportunidades a nivel de educación y trabajo, que no encuentran moralmente cuestionable explorar su sexualidad sin la bendición previa de un sacerdote y no perciben el matrimonio como la única opción válida; me la paso escuchando los lamentos de jovencitos de gustos invertidos tal y como suspiraban las mujeres que ahora tienen la edad de mi mamá cuando eran adolescentes... Aquéllas que a punta de ver telenovelas se creyeron el cuento de que su realización personal estaba sustentada en la vida hogareña, la crianza de los hijos y la compañía de un caballero respetable que las mantuviera.

Yo afortunadamente.... Nunca he sido ni seré un caballero respetable.

lunes, septiembre 07, 2009

Todos Sabían Menos Yo...


A vos te está pasando algo. (Dijo Gabriel en cuanto llegó... Tarde, como de costumbre).

No me pasa nada! (Respondió él).

Si, claro. (Gabriel ya le conocía ese tonito), además, no eres tan buen mentiroso... ¿Qué es?

(Él suspiró y miró para otro lado como tomando impulso) ... Te voy a contar algo. (Dijo por fin).

(El lo miró directamente a lo ojos y Gabriel asintió). Resulta que una persona muy especial para mi se ha ido; el caso es que antes de las vacaciones nos llevábamos muy bien, pero cuando volvió ... No sé, lo encontré distinto.

¿En qué sentido? (Dijo Gabriel, aquello se estaba poniendo interesante).

No sé como explicarlo bien (Dudó)... Era como si estuviera mas distante (Dijo finalmente).

Quizás el que está distante sos vos. (Sugirió Gabriel).

Yo siempre he sido así... No jodás! (Dijo él intentado justificarse).

Bueno, ¿Y qué? (Preguntó Gabriel que ya había escuchado esta historia en otras ocasiones y empezaba a entender por dónde va el agua al molino).

Lo que mas me duele, es que yo fuí el último en enterarme... (En su voz se notaba una mezcla de celos y rencor). Yo siempre soy el último en enterarme de todas sus cosas; no lo entiendo! se supone que somos amigos; y es más... Yo le he dicho al parcero cosas de mi que no le he contado a nadie... Ni siquiera a vos.

¿Y eso te molesta? (Le recriminó Gabriel con algo de sarcasmo y el mal sabor de sentirse aludido).

Pues claro! (Afirmó él, como si aquello fuera obvio). El caso es que antes siempre nos encontrábamos en el gym para entrenar juntos, lo tenía en cuenta siempre que salíamos de rumba y hasta chateabamos casi todos los días por msm... ahora ya ni siquiera eso.

(Aquí hubo una larga pausa)... Decir lo que le estaba molestando era muy sencillo; pero admitir lo que realmente estaba sintiendo, le costaba horrores.

Supongo que ahora tendrá muchas cosas en que pensar. (Y soltó un largo suspiro).

O mas bien, andará muy entretenido con su nuevo noviecito. (Puntualizó Gabriel, dando en el clavo).

Da igual! El caso es que llevo semanas sin saber nada de él.

¿Y por qué no le marcás? (Dijo Gabriel), pero él negó con la cabeza. Le era difícil explicar que no estaba acostumbrado a tener que llamar a nadie... (Los demás eran siempre quienes lo buscaban), además estaba experimentando un bloqueo de lo mas estúpido que le impedía entablar una conversaciòn con ese man luego de un "Qué tal?" y de pronto tal vez una sucesión de "Qué mas?"... Un silencio telefónico nunca era lo mismo que las pausas compartidas en una conversación frente a frente.

No parce, usted definitivamente... Si es como bien raro! (Dijo Gabriel sonriendo).

Prefiero que digan que soy imprevisible. (Dijo él, que ya tenía la respuesta automática para ese comentario).

¿Y qué pensás hacer? (Replicó Gabriel), ¿Acaso vas a esperar que te llame, te busque o algo parecido?

No lo sé. (Dijo él con visibles signos de confusión e impotencia).

Lo que pasa es que tenés miedo de que se olvide de ti. (Remató Gabriel, queriendo dar por finalizada la conversación).

No. (Contestó)... Tal vez te podrá sonar muy arrogante, pero no creo que se olvide tan rápido de mí... Es más, a lo que le tengo miedo es a olvidarme de él.

Gabriel se levantó y lo miró con expresión de reprobación... No podía entender como él se negaba a reconocer lo que era absolutamente evidente.

¿Y te da igual? (Le increpó Gabriel).

Por supuesto que no me da igual! (Dijo él en actitud defensiva)... Lo que pasa es que yo soy así de orgulloso.

O tal vez así de tonto.... (Pensó para sus adentros Gabriel)


******************

Las normas de urbanidad y las buenas costumbres indican que uno no debe andar de metiche en la vida ajena; sin embargo como Blogger he descubierto que las historias están siempre a la vuelta de la esquina y muchas veces ante nuestros ojos... Por eso hay que estar alerta y atento.

Esta conversación (con algunas licencias literarias que me permití), la escuché hace algunos días mientras tomaba unas cervezas con mis parceros en el Parque Lleras de Medellín... Un sitio donde uno siempre va para darse caldo de ojo con la cantidad de hombres buenos que se ven; pero al mismo tiempo un lugar donde las historias pueden tener un prometedor principio o también un estruendoso final.