viernes, noviembre 14, 2008

El amigo de mi mejor amigo


La sabiduría popular afirma que el sentido común es el menos común de los sentidos; dicho de otra manera, significa que nos hacemos los de la vista gorda ante las verdades mas evidentes cuando nos conviene.

Lo anterior ajusta como anillo al dedo a la comunidad gay cuando sentencia:

LOS AMIGOS DE MIS AMIGOS NO SON MIS AMIGOS.

Estas palabras me vienen dando vueltas desde hace unos cuantos días cuando leí en el blog de mi parcero Vetado para el Amor, un acercamiento al tema.

Con el ánimo de no ser repetitivo ni explicar lo inexplicable, encuentro mas productivo enumerar los errores en que sin querer-queriendo podemos incurrir y que deberían ser tomados como señales de alerta para evitar males mayores.

Error Típico No. 1: La COFRADÍA.

Resulta que tu mejor amigo levantó novio, y el hombre en cuestión está como bueno; inicialmente te alegra que por fin tu compañero de juerga encontró su media naranja y al mismo tiempo sientes un enorme alivio porque no tendrás que seguir soportando al impenintente cada vez que le da por llamarte en horas de la madrugada (bajo los efectos de la intoxicación ethiíica), para hacer nuevamente el recuento de sus desdichas.

Pero es que el tipo está bueno....

Como tú y tu amigo son inseparables, siguen saliendo para arriba y para abajo (con novio a bordo), y pretendes que donde antes hubo un espacio para dos, ahora pueden caber tres.

Consejo: Por mucho que quieras a tu mejor amigo, debes entender que los tortolitos necesitan espacio, tiempo y PRIVACIDAD... (así sea para que se maten en uno al otro).

Error Típico No. 2: El CONFIDENTE.

"Ya viste el novio que se consiguió mi parcero?
... Por supuesto, está como quiere"

Con el pretexto de "conocerlo mejor", dedicas tiempo y encantos para socializar con el recién llegado, él te parece interesante y aunque eres cauteloso, el otro (que no es bobo) , rápidamente reconoce que te atrae y como cualquier mortal sensible a los halagos decide seguirte el juego.

Todas las parejas tienen discusiones; y como eres el "mejor amigo" del uno y "el conocido mas cercano" del otro, aprovechas tu posición para obrar como mediador.

Resultas oyendo las dos versiones de la misma historia y te involucras en un terreno incierto que no te pertenece.

Pero es que definitivamente el personaje está bueno.

Consejo: El redentor siempre sale crucificado; muy a tu pesar entiende que tú mejor amigo tiene el derecho y la obligación de manejar los conflictos de su relación él solito. Cuando tu nombre empiece a ser mencionado en las discusiones de la pareja ya estás en problemas.

Error No. 3: Árbol que crece torcido...

Lo que mal empieza, mal acaba (Aunque el sujeto esté bueno!!!).

Los celos, las discusiones y tus metidas de pata, desgastan la relación y los tortolitos finalmente dejan el nido cuando cada uno coge por su lado.

Consejo: La verdad verdadera, es que con el paso del tiempo, los amantes volverán a encontrarse de nuevo (así sea en plan de amigos); sin embargo tú quedarás como el malo de la película, porque el ex-novio te odiará por inmiscuirte donde no debes y tu ex-amigo te culpará por el fracaso de su relación.

... Y viendo las cosas en perspectiva,
el fulano tampoco es que estuviera muy bueno que digamos.


********************

Comentarios a mis post anteriores.

Cómo pasa el tiempo, ya casi estamos en Diciembre y ni me había dado cuenta, sin embargo la espinita de pasar por acá y dejar mis pensamientos sigue tan viva y animada como siempre.

Gracias a todos los que me felicitaron por el cumple de mi blog en sus dos años.. el niño está sano y sigue creciendo.

Me divertí mucho contando historias.. las dos versiones de la noche de sábado y el camino de regreso a casa de mis anteriores post; no pretendo dármelas de artista ni mucho menos, pero el resultado final me ha gustado, hay algunas cosas aún en el tintero, ya saldrán oportunamente.

Saludos a todos,