martes, noviembre 13, 2007

Mis cuatro grandes amores


Este no es un post fácil.

Quiero escribir algo que en pocas palabras exprese mis sentimientos hacia mis cuatro grandes amores

Estos son los hombres que me han marcado en la vida y cada uno a su modo sigue a mi lado.

Para mí siempre ha sido difícil desprenderme de las personas que amo; cada uno me despierta diferentes sentimientos, cada uno es una historia diferente que aún tiene muchas líneas que deben ser escritas, cada amor tiene su propia dinámica que aunque no controlo, si la vivo y la siento.

Numero 1: Es mi gran amor , mi hombre, mi parcero, mi vida. Tu fuiste predestinado para mí y siempre estarás conmigo; estás en mi mente, mi corazón, mis alegrías, mis desdichas y mis tragedias, nuestros caminos se cruzaron hace ya mucho tiempo y nuestras vidas han seguido un curso paralelo; hoy en día son una sola historia escrita a cuatro manos.

No puedo escribir de ti en pocas líneas; ya son muchos los recuerdos que me llegan a la mente y se acumulan en mi corazón, siento como si fuera ayer cuando supe que estaba enamorado de ti.

Nunca olvidaré el atardecer en aquella playa de algún lugar del Caribe donde la luz dorada del sol poniente hacía que la espuma del mar pareciera de plata y yo sentí por primera vez dentro de mí algo tan grande que no me cabía en el cuerpo, eso no era otra cosa diferente del amor.

A lo largo del tiempo ese sentimiento ha ido cambiando, hay momentos que te he sentido distante, verdugo, ofendido o lastimado; pero también has sido cariñoso, ardiente, alegre y comprensivo, en fin muchas cosas al mismo tiempo, aún no te conozco lo suficiente para saber lo que vas a decir antes de decirlo o suponer lo que estas pensando; sin embargo tus ojos si me hablan, tal como tu boca a mi oído cada noche cuando nos acostamos juntos.

Ya sea como amantes o cómplices, en la buena o en la mala...por siempre juntos.

Número 2: cuando te conocí fuiste juventud, belleza y novedad, luego compañero permanente de mis travesuras al salir del clóset, hoy en día mi gran amigo y compañero del alma.

Enamorarme de ti me llevo sólo un segundo; entender que tú nunca me amarías de la misma manera, mas años de los que quisiera admitir; sin embargo hasta tu mismo has reconocido que yo he sido tu amante mas fiel y quien mas tiempo ha estado a tu lado.

Hoy que estás solo y veo ante mis ojos como tu belleza juvenil se marchita, admito que aún logras encender en mí la llama del deseo, porque tu mirada pícara y tu sonrisa maliciosa aún no han perdido su brillo.

Yo sé que tú siempre estarás a mi lado, como aquel que pudo haber sido y no fue.... por su propia decisión.

Número 3: Eres y serás siempre el enigma; llegaste a mi vida sin buscarte y tu encanto me cautivó desde que te conocí.

Como es posible que dos personas puedan tener tanto en común sin conocerse en absoluto, será que el cuento del alma gemela si puede ser cierto?

Has salido y entrado en mi vida muchas veces, unas como una brisa fresca, otras como una ráfaga pasajera y otras como huracán dispuesto arrasar con todo a su paso.

Quién eres tú realmente?

No soy capaz de identificar en ti esa tenue linea que separa la realidad de la fantasía, tu verdad de tu fachada, cuanto de ti es cierto y cuanto es inventado.

No sé hasta donde llega el producto de mi imaginación inspirado por tu inusual belleza y arrollador encanto, tu me envuelves, me confundes... me dominas.

Yo por ti he sentido algo mas profundo que el amor, mas oscuro que la pasión, un fuego tan fuerte que me quema y me consume.... es por ti y sólo por ti que he deseado tirar mi vida por la borda y vivir el instante presente a tu lado aquí o donde sea sin importar el mañana.

Donde quedaron nuestros sueños de recorrer Europa solamente con una mochila al hombro?

Y esa pequeña cabaña perdida en las playas de Costa Rica donde sonábamos tener una vida de bohemia juntos?

Con quien estuve planeando esas vacaciones de locura en Ibiza o Mikonos?

Nadie como tú entendía esas cosas, nadie como tu ha vibrado con las mismas canciones; contigo aprendí a cultivar el amor a través del correo electrónico, me enseñaste a chatear para poder estar en contacto cada vez que te alejabas de mí para recorrer el mundo, contigo aprendí que el ciberespacio puede con todo, y que uno termina enamorándose solo.

Tú desapareces de mi vida y luego cuando menos lo espero regresas de nuevo, yo sucumbo ante tu encanto y tu sonrisa me coloca otra vez a tus pies....

Hoy en día como que venimos siendo?

Yo soy algo así como tu confidente.... lo que ya no estoy seguro es cuanta verdad hay en tus palabras, nunca me has pedido nada, aunque yo he estado dispuesto a darte mi vida entera, dejar mi destino a la deriva y seguir el viento contigo.

Te amo porque eres un espíritu libre, nunca serás completamente mío pero estoy seguro que tampoco lo serás de nadie, los amores en tu vida van y vienen, pero en tu esencia estará siempre ese lugar para mí, tal y como el primer día.

Numero 4: Eres tan joven, tan dulce, tan bello, tan vital, como hubiera querido ser yo cuando tenía tu edad.... Yo podría ser tu padre y tiene algo de sentido paternal lo que yo siento por ti.

Como a nadie antes en mi vida yo quiero protegerte, cuidarte, escucharte, consolarte, ninguna piel he tocado con tanta delicadeza ni cariño... como se puede dar la vida en un abrazo?

Mi amor por ti tiene algo de trágico, desde el principio he sabido que te voy a perder.... tu camino y el mío solo se han cruzado, yo inicié el mío hace bastante tiempo y tú vas dando apenas los primeros pasos. Por ahora caminas a mi lado, sin embargo tu andar es rápido y sé que no podré seguirte el ritmo durante mucho tiempo; tu solo sabes correr y llegará el día en que solo pueda contemplarte desde la lejanía mientras sigues tu camino.

Pero el amor es el momento presente, y mientras estés a mi lado no quiero perder un solo instante, porque el tiempo es un don precioso; y aunque yo no he sido el primer hombre en disfrutar los encantos de tu piel, si puedo y quiero ser tu primera vez en muchas otras cosas.

Quiero darte lo mejor de mí, con nadie he sentido tanto deseo de compartir de manera tan abierta y desinteresada lo poco que he aprendido de la vida hasta ahora, espero que mis consejos te ayuden a formar tu propio criterio y tengas mejores elementos para tomar tus propias decisiones.

Por mi parte siempre estaré disponible para ti, de igual manera que para mis cuatro grandes amores.

Para No. 1 el hombre de mi vida va mi promesa de lealtad inviolable.

Para No. 2 mi abrazo y amistad sincera que creció donde no pudo florecer el amor.

Para No. 3 el fuego que siempre arde en mi interior, un fuego que me excita y me asusta al mismo tiempo, contigo siempre es mejor amarte..... en la distancia.

Para No. 4 te regalo la experiencia adquirida, la caricia depurada, el consejo sincero; para ti, mi pequeño tesoro va lo mejor de mí: sin ataduras, sin compromisos y sin falsas promesas.

De los demás que he conocido con mayor o menor grado de intimidad, puedo decir que tienen un lugar en mis recuerdos y mi piel, pero a mi corazón hasta ahora solo han llegado para quedarse mis muy preciosos cuatro amores.

5 comentarios:

Guerrero del Sol dijo...

Hola Monchis... gracias por leerme, también lo empiezo a hacer contigo...
solamente hay algo en este escrito que me llamó la atención: parece que los cuatro son una misma persona vista desde los diferentes tiempos de la vida; si son cuatro diferentes, no logro diferenciar el sentimiento hacia cada uno de ellos, pues tu tono de escritura es el mismo para todos: profundo, sincero y con un gran toque de asombro y admiración...

Monchis dijo...

Hola Guerrero,

Mis cuatro amores son diferentes estrellas que brillan en el firmamento del Mundo de Monchis.

Si te pareció que el tono es profundo y sincero... pues gracias por el comentario, de eso precisamente se trataba.

Lo que si es cierto es cada estrella me ha regalado su luz en un monento diferente en mi vida, por lo tanto los sentimientos que cada uno me ha despertado son diferentes facetas del un concepto bastante usado, pero buen dificil de explicar: EL AMOR.

Un abrazo,

Vetado para el amor dijo...

HOLA... PARECE QUE SE EXPANDE LA ONDA DE HABLAR DE ANTIGUOS AMORES (ME REFIERO A LETRAS EN LA PIEL)Y ME ENTRA UNA NOSTALGIA LEYENDO ESTO TAN SENTIDO, A VER SI ME DECIDO A ESCRIBIR SOBRE LOS MIOS ALGUN DIA...
ABRAZOS...

Sandum dijo...

Hola! Pues es como un poco obvio que yo no puedo condensar mis viviencias de esa forma, pero, me gusta la forma en que lo has hecho tu, pese al resumen no ha perdido un apice de sentimiento... Te adelanto que el relato de mi primer novio esta hot... Saludis!

Gustavo Puntila dijo...

Qué bonito Monchis, creo que el reconocer a los grandes amores de nuestras vidas nos hace mirar el camino recorrido y lo bien que se ha pasado y se ha aprendido. Aunque en muchos casos seguramente vivimos cosas que ni siquiera quisieramos recordar, seguramente las bonitas que quedaron sobrepasan cualquier obstáculo.

Ojalá que muy pronto pudiera yo hacer el recuento de mis amores sin tener rencores ni dolores en el corazón...

Ah! mil gracias por lo de Tavo, me gusta mucho, me das mucha confianza! Abrazo!