lunes, septiembre 07, 2009

Todos Sabían Menos Yo...


A vos te está pasando algo. (Dijo Gabriel en cuanto llegó... Tarde, como de costumbre).

No me pasa nada! (Respondió él).

Si, claro. (Gabriel ya le conocía ese tonito), además, no eres tan buen mentiroso... ¿Qué es?

(Él suspiró y miró para otro lado como tomando impulso) ... Te voy a contar algo. (Dijo por fin).

(El lo miró directamente a lo ojos y Gabriel asintió). Resulta que una persona muy especial para mi se ha ido; el caso es que antes de las vacaciones nos llevábamos muy bien, pero cuando volvió ... No sé, lo encontré distinto.

¿En qué sentido? (Dijo Gabriel, aquello se estaba poniendo interesante).

No sé como explicarlo bien (Dudó)... Era como si estuviera mas distante (Dijo finalmente).

Quizás el que está distante sos vos. (Sugirió Gabriel).

Yo siempre he sido así... No jodás! (Dijo él intentado justificarse).

Bueno, ¿Y qué? (Preguntó Gabriel que ya había escuchado esta historia en otras ocasiones y empezaba a entender por dónde va el agua al molino).

Lo que mas me duele, es que yo fuí el último en enterarme... (En su voz se notaba una mezcla de celos y rencor). Yo siempre soy el último en enterarme de todas sus cosas; no lo entiendo! se supone que somos amigos; y es más... Yo le he dicho al parcero cosas de mi que no le he contado a nadie... Ni siquiera a vos.

¿Y eso te molesta? (Le recriminó Gabriel con algo de sarcasmo y el mal sabor de sentirse aludido).

Pues claro! (Afirmó él, como si aquello fuera obvio). El caso es que antes siempre nos encontrábamos en el gym para entrenar juntos, lo tenía en cuenta siempre que salíamos de rumba y hasta chateabamos casi todos los días por msm... ahora ya ni siquiera eso.

(Aquí hubo una larga pausa)... Decir lo que le estaba molestando era muy sencillo; pero admitir lo que realmente estaba sintiendo, le costaba horrores.

Supongo que ahora tendrá muchas cosas en que pensar. (Y soltó un largo suspiro).

O mas bien, andará muy entretenido con su nuevo noviecito. (Puntualizó Gabriel, dando en el clavo).

Da igual! El caso es que llevo semanas sin saber nada de él.

¿Y por qué no le marcás? (Dijo Gabriel), pero él negó con la cabeza. Le era difícil explicar que no estaba acostumbrado a tener que llamar a nadie... (Los demás eran siempre quienes lo buscaban), además estaba experimentando un bloqueo de lo mas estúpido que le impedía entablar una conversaciòn con ese man luego de un "Qué tal?" y de pronto tal vez una sucesión de "Qué mas?"... Un silencio telefónico nunca era lo mismo que las pausas compartidas en una conversación frente a frente.

No parce, usted definitivamente... Si es como bien raro! (Dijo Gabriel sonriendo).

Prefiero que digan que soy imprevisible. (Dijo él, que ya tenía la respuesta automática para ese comentario).

¿Y qué pensás hacer? (Replicó Gabriel), ¿Acaso vas a esperar que te llame, te busque o algo parecido?

No lo sé. (Dijo él con visibles signos de confusión e impotencia).

Lo que pasa es que tenés miedo de que se olvide de ti. (Remató Gabriel, queriendo dar por finalizada la conversación).

No. (Contestó)... Tal vez te podrá sonar muy arrogante, pero no creo que se olvide tan rápido de mí... Es más, a lo que le tengo miedo es a olvidarme de él.

Gabriel se levantó y lo miró con expresión de reprobación... No podía entender como él se negaba a reconocer lo que era absolutamente evidente.

¿Y te da igual? (Le increpó Gabriel).

Por supuesto que no me da igual! (Dijo él en actitud defensiva)... Lo que pasa es que yo soy así de orgulloso.

O tal vez así de tonto.... (Pensó para sus adentros Gabriel)


******************

Las normas de urbanidad y las buenas costumbres indican que uno no debe andar de metiche en la vida ajena; sin embargo como Blogger he descubierto que las historias están siempre a la vuelta de la esquina y muchas veces ante nuestros ojos... Por eso hay que estar alerta y atento.

Esta conversación (con algunas licencias literarias que me permití), la escuché hace algunos días mientras tomaba unas cervezas con mis parceros en el Parque Lleras de Medellín... Un sitio donde uno siempre va para darse caldo de ojo con la cantidad de hombres buenos que se ven; pero al mismo tiempo un lugar donde las historias pueden tener un prometedor principio o también un estruendoso final.

11 comentarios:

El Joker dijo...

Historias urbanas...

Historias al fin de cuentas.

Gracias nuevamente, el caldo de ojo estuvo sustancioso, jajaja.

Memo pero no Orozco! dijo...

En eso estamos totalmente de acuerdo las buenas historias estan siempre a la vuelta de la esquina o mejor aun en la banca de atras o en la del lado en el parque....(jejeje).

Saludos y un gran abrazo!!!

PD: Pos tendré en cuenta lo del parque lleras en medallo pues si Dios quiere para el primero de octubre hare una visita relampago por alla a la cuidad de la eterna primavera!!!

Potter dijo...

Buen recurso, me gustó!
y las historias, como vos decís estan a la vuela de la esquina, pero es muy sensato no meterse!

un abrazo monchis

Luis Contreras dijo...

Y la de veces que esta uno en esas....bueno al menos mi cornamenta y yo nos sentimos identificados.

Y no solo esas historias son comunes sino muchas otras.....habra que tratar de no caer en los mismos huecos que abrimos inconcientemente.

Pridamo Prístino dijo...

Buen método para la consecución de historias..., Buen post.


Pridamo

tnf25 dijo...

es que a veces para escribir es necesario robar alguna historia…

NewSaint73 dijo...

De lo que se ve, se oye, se siente, se lee, se camina, es que se alimenta el que escribe...y claro de lo que imagina...

Buen parque, bella gente, bella ciudad...

Chau.

Carlitos dijo...

Un breve saludo desde Venezuela, gracias por la historia.

Milo Gasa dijo...

A veces no quererse meter en las vidas ajenas es la mejor forma de evitar que se le metan en la vida a uno, pero en ocasiones también es una excusa de los malos amigos para no dejar de serlo.La prudencia y la indiferencia tienen límites muy tenues.

Un abrazote.

Monchis dijo...

Señores Prídamo, tnf25 y NewSaint, gracias por su comentario.

Gustavo Puntila dijo...

Historias que uno oye por ahí...

Me gustó mucho la forma de la narración/diálogo. Los paréntesis generan una expectativa interesante...

Saludos!