martes, septiembre 09, 2008

Noche de Sábado (Reloaded)

Hola,

Estoy haciendo mis primeros pinitos en esto de contar historias; mi blog se ha caracterizado por la crónica y la introspección, pero a veces es bueno explorar otras facetas a ver que sale.

Mi primer intento de escribir un cuento es el pasado post "Noche de Sábado" y esta es la segunda versión: Reconozco que ambas tienen mucho de obvio y lugar común, pero en cada una he querido explorar facetas diferentes de la misma situación.


NOCHE DE SÁBADO (Versión No. 2)

“La soberbia es una maldición”.

Estas palabras eran repetidas constantemente por Mayté a su díscolo hijo Ángel, quién en el apogeo de su juventud y bendecido con una inusual belleza, había entendido rápidamente que tenía lo necesario para convertirse en centro de atracción y foco de todas las miradas; sin embargo producto de su inexperiencia, tenía una visión bastante particular de la realidad y la tendencia a ser bastante crédulo y confiado en todo lo que le decían los infaltables pretendientes.

Siendo las once de la noche, recibió la llamada que anunciaba la llegada de su nuevo acompañante; Ángel salió presuroso y subió al auto que le esperaba.

Jeans oscuros y camiseta ceñida destacaban su bien formado cuerpo, el suave tono canela de su piel contrastaba con la profundidad de sus ojos negros y los finos rasgos de su rostro siempre estaban acompañados por una sonrisa amplia que dejaba ver unos blanquísimos dientes.

  • Hola Ángel, “Tú tan lindo como siempre”, dijo el hombre.
  • Un saludo acompañado de un beso fugaz en la mejilla y un “Gracias” fue la única respuesta de Ángel.
No se dirigieron la palabra en todo el camino… la verdad apenas se habían visto unas cuantas veces a través de la difusa imagen de una cámara web; Ángel siempre se preguntaba porqué ciertos hombres con los cuales podía sostener conversaciones interminables durante horas en el chat, enmudecían una vez le conocían personalmente. También eran frecuentes las decepciones, porque la imagen que le presentaban algunos en el mundo virtual no correspondía a lo que finalmente aparecía una vez los tenía frente a frente.

Absortos en sus propios pensamientos y solo acompañados por el sonido de la música que escuchaban en la radio del carro, ambos se miraban furtivamente e intercambiaban sonrisas, sin encontrar las palabras correctas para entablar una conversación.

  • ¿Acaso esta noche será igual a todas? (pensaba Ángel mientras llegaban a su destino).

Ese día se dirigían a un evento largamente esperado que prometía ser una de las mejores fiestas del año: Una de las discotecas más importantes de la ciudad celebraba su aniversario con la presencia de un Disc Jockey de talla Internacional; asistirían las celebridades de la farándula local, gente vinculada al mundo de la moda y los mejores modelos. Ángel no se lo perdería por nada del mundo.

La sencilla fachada del edificio no permitía hacerse una idea de su real tamaño en el interior, en la entrada solo se veía una pequeña taquilla, una pantalla gigante que proyectaba videos con los artistas de moda y dos sofás semicirculares donde varios jóvenes esperaban ansiosamente la llegada de algún conocido.

El lugar estaba bastante lleno y los asistentes bailaban animadamente, luces de colores apuntanban desde diversos ángulos y su intermitencia acompañaba el ritmo que por momentos se tornaba frenético.

La noche avanzaba y el ánimo se levantaban, la temperatura del lugar fue subiendo y el ambiente se fue llenando poco a poco de un vaho cálido y húmedo provocado por la transpiración de la multitud en estado de frenesí.

El licor y la música ejercían un efecto liberador y poco a poco muchos hombres se desabrocharon la camisa, otros más audaces incluso se la quitaron completamente exhibiendo con orgullo sus torsos desnudos y húmedos de sudor.

Las miradas se encuentran, los brazos se alcanzan, los cuerpos se rozan y los labios se funden en apasionados besos de bocas masculinas henchidas de deseo y sedientas de placer.

Su compañero quedó rápidamente inmerso entre la muchedumbre y Ángel por momentos le perdía de vista; a su manera continuó disfrutando de la noche haciendo caso omiso de los hombres que seguían atentamente sus sensuales movimientos.

En algún momento alcanzó a observar a cierta distancia como su acompañante se besa apasionadamente con un desconocido; Ángel se encuentra solo entre la multitud que ahora siente extraña y distante, ya no encuentra nada que realmente le motive o le interese.

El tiempo sigue inexorablemente su curso y a las 4:00 de la mañana se encienden las luces, la música se apaga, y poco a poco el lugar se va quedando vacío. Ángel sale solo en medio de grupo porque su amigo ha desaparecido, en su teléfono lleva apuntados varios números de hombres de los que ya olvidó el nombre y sabe con certeza que no llamará, siente un gran vacío cuando contempla como muchos se despiden con efusivos abrazos y promesas de verse nuevamente la próxima vez.

Las primeras luces del amanecer se asoman en el horizonte, Ángel camina rumbo a su casa, cruzándose con algunos madrugadores deportistas domingueros que miran con extrañeza su semblante solitario al pasar.

La ciudad despierta en medio de la bruma mañanera, ignorando los placeres prohibidos que en ese mismo instante muchos disfrutan en cuartos oscuros de moteles sin nombre.

Ángel siente que el cansancio le vence, los ecos de la música aún retumban en su cabeza y las palabras de su madre empiezan a tomar sentido a medida que se aproxima a su casa.

Con pesadumbre entiende que a pesar de todo, el no es el protagonista, simplemente es uno más de los asistentes a una fiesta cualquiera, en una noche de sábado como todos, pero en un sitio que no tiene nada de común y corriente.



El hijo de rana, Rinrín renacuajo Salió esta mañana muy tieso y muy majo
Con pantalón corto, corbata a la moda Sombrero encintado y chupa de boda.
-¡Muchacho, no salgas¡- le grita mamá pero él hace un gesto y orondo se va.


Fragmento de "El Renacuajo Paseador", Rafael Pombo.

*****************

Comentarios a mi post anteriores

Noche de Sábado (Versión No. 1)

@Sandum: Yo he visitado sitios de ambiente desde que salí del clóset, con conocimiento de causa puedo cedirte que uno solamente se acuerda de la primera y la última; el intervalo es mas o menos igual.

@Darkie: Los bares de ambiente son algo así como un zoológico, hay de todo como en botica, no te preocupes que también habrá lugar para tí.

@Tavo: El tiempo pasa y con el, nuestros gustos cambian... yo al menos te cuento que todavía disfruto mover el esqueleto de vez en cuando.

@Quike: Definitivamente un sitio de rumba, es el lugar mas inapropiado para encontrar un "príncipe azul"... sin embargo, casos se han visto.

@Jako: "Mirar y ser mirado", eso es parte del cuento que todos vamos a buscar en los sitios de rumba... no te preocupes, todos sentimos lo mismo.

@Haldar: Cada uno se goza la vida como quiere, al parecer tu prefieres espacios mas relajados y traquilos.


Dia Mundial del Blog

@Rafa: Espero que nuestro vecino de la boina roja no cometa la torpeza de querer controlar el internet... en China han tratado, pero hasta ahora no han podido.

@Tnf25: Espero que los links que presenté te gusten.

@Tavo: Me alegro de te gustaran los recomendados, y reitero lo dicho: Tuty es una delicia de mujer (tal y como yo habría sido, si hubiera nacido con el sexo opuesto).

Oz Vega: Saludos para tí y mi parcero Darkie.




4 comentarios:

Merlín Púrpura dijo...

HolaMonchis.
Genial este post! Veo que los humanos no cambiamos. >Esta es una historia tantas veces vivida y tantas veces repetida. La que ilustra Billy Joel: "Solitarios oscuros buscando pareja, apuràndose un sàbado màs". ¡Ay, el azul reproche, ese del amanecer... qué duro es!
Siente un abrazo magico

EL JOKER dijo...

Triste, real y conmovedora.

Marica que no se sienta identificado con este bello escrito... no es marica jejeje.

Milo Gasa dijo...

Hmmm... yo le hubiera puesto una canción de Mónica Naranjo de fondo, algó así como "Desátame" o "Sola" o "Sacrificio"... todas las salidas solitarias de rumba tienen a la diva española cantando como enloquecida en las sienes de las locas... (o en las de los amigos de un servidor, cuando le tienen que lidiar la rasca, jejeje)

jako dijo...

Cruda realidad que aterriza egos… afortunadamente las ultimas “salidas” que he tenido han sido acompañado de un excelente amigo… un amigo que sabes no te dejara solo y con el cual puedes compartir sin compromisos diferentes al de la lealtad y la buena amistad.

Excelente relato… un abrazo… y un beso.